Soledad y silencio

Joya del gótico

Amigos de la Murtra

Agenda

Información

Correo

Inicio

--------------------------------

6cent

Programa PDF

Noticias centenario

Concurso fotográfico

 

 

6o Centenario de la fundación de
Sant Jeroni de la Murtra

Vida monástica
El 22 de octubre del año 1416, el mercader Bertran Nicolau compra la casa de Sa Murtra, en Badalona, y en elle se establece una pequeña comunidad de frailes jerónimos. El monasterio fue construido gracias a las aportaciones de mercaderes y al apoyo real. Muchos monjes destacaron en virtudes. Hubo un importante escritorio, una gran biblioteca y un cenáculo humanista. La comunidad se dedicaba a la oración, a la acogida de huéspedes y peregrinos y a la actividad benéfica. En 1493 los Reyes Católics recibieron a Colón quien les dio la noticia de su primera expedición a las Indias.

Colonia de veraneantes
En el año 1835, el monasterio fue parcialmente quemado sufrió loas efectos de la desamortización de Mendizábal. A partir de aquel momento pasó a ser propiedad privada. Hasta 1936 tuvo sede una colonia de veraneantes, asegurando su pervivencia.

Restauración
El año 1947 la Sra. Francesca Güell compra la parte principal para convertirla en recinto de solidad y silencio y comenzar su restauración. En 1981 se crea la Asociación de Amigos de Sant Jeroni de la Murtra para dar soporte a estas tareas. En 1989, en las dependencias de levante, nace la Fundación Catalunya-América, que investiga y difunde las relacions de Catalunya y América. A partir del 2009, la Cooperativa Conreu Sereny se encarga de los antiguos huertos de los frailes. En 2014, el Monasterio fue declarado "Bien Cultural d Interés Nacional".

6o Centenario...
A lo largo de estos seis siglos, infinidad de historias han tejido la Historia de Sant Jeroni de la Murtra. Hombres y mujeres han puesto y ponen su grano en este reloj de arena que no para de girar. La Murtra llega al 2016, aún con carencias estructurales fruto de los acontecimientos históricos y del paso del tiempo, pero sobretodo llega con plena vitalidad. Y con las puertas abiertas a las personas del presente que buscan un lugar para detenerse a contemplar.